miércoles, 27 de enero de 2016

LOS JUEGOS DEL HAMBRE. EN LLAMAS




SINOPSIS

Katniss Everdeen ha sobrevivido a Los juegos del hambre. Pero el Capitolio quiere venganza. Contra todo pronóstico, Katniss Everdeen y Peeta Mellark siguen vivos. Aunque Katniss debería sentirse aliviada, se rumorea que existe una rebelión contra el Capitolio, una rebelión que puede que Katniss y Peeta hayan ayudado a inspirar. La nación les observa y hay mucho en juego. Un movimiento en falso y las consecuencias serán inimaginables.
 

 
OPINION PERSONAL
Continuando con la relectura de esta trilogía, vuelvo con la reseña de En Llamas.
Los Septuagésimo Cuartos Juegos del Hambre han terminado, dejando a Peeta y Katniss, como vencedores, han sido trasladados con sus familiares a la Aldea de los Vencedores, y han dejado atrás los días de hambruna y miseria. Ahora gozan de toda clase de comodidades pero siguen sin ser plenamente felices. Katniss echa de menos su antigua vida y más aún a Gale, con quien se ha distanciado desde su llegada con motivo de la relación que mantuvo con Peeta como táctica en los juegos ya que de cara al Capitolio y al resto de los distritos se mantiene como real.
Snow, sin embargo, no se cree la historia de los amantes del Distrito 12. Los demás distritos han visto la actuación de Katniss como una señal de esperanza y comienzan a sublevarse utilizando a Katniss y a su sinsajo como símbolo de la rebelión. Pero el Vasallaje de los Veinticinco está a punto de tener lugar y la sorpresa llega de la forma más inesperada: en el setenta y cinco aniversario como recordatorio a los rebeldes de que ni siquiera sus miembros más fuertes son rivales para el poder del Capitolio, los tributos elegidos saldrán del grupo de los vencedores... Katniss y Peeta se verán obligados nuevamente a introducirse un año más en los juegos del hambre y esta vez sólo uno puede salir con vida. Se ve como el Capitolio tiene prisa por acabar con las rebeliones y eso solo se conseguiría con la muerte de Katniss por lo que el nuevo sistema de la arena cuenta con más y mejores trampas por lo que el juego se vuelve aún más peligroso.
En este libro cobran mayor importancia los aspectos políticos, dejando para la tercera parte del libro. Al igual que el anterior libro este también se divide en tres partes: la chispa: se centra en su vida en la Aldea de los Vencedores y la gira de la Victoria, el vasallaje: se centra en la cosecha de los distintos distritos y todos los actos posteriores como los entrenamientos y las entrevistas, y por último el enemigo: es en la arena y se ve la lucha por la supervivencia y las alianzas que se forjan.
Los personajes  más principales se mantienen, aunque vemos una evolución de estos, ahora son más maduros. En el anterior libro los tributos pasaron un poco de largo a excepción de Rue, en este como se forjan alianzas te permite conocerlos un poco mejor, el que más me cautivo fue Finnick desde el principio.
El final de esta novela es mucho más abierto, que el primero y a mí la primera vez que lo leí no me quedaba muy claro hasta casi los últimos capítulos cómo iba a terminar ya que Katniss quiere salvar a Peeta y Peeta a Katniss.
 
libro anterior